You are here   Biografía > Biografía

 

Minimize
jun 12

Written by: Redacción Web
12/06/2010  RssIcon


La colección de libros Oro parece es  en mi opinión el sueño de todo ilustrador. Dedicar meses a las ilustraciones de un solo libro es un lujo que solo me puedo permitir sacando el tiempo de mis vacaciones.



    
Cuando me preguntan qué deseo pediría, yo siempre contesto que lo más desearía en el mundo es poder dedicar un año entero a un solo libro. Me gustaría ser como los monjes que “iluminaban” con sus maravillosas miniaturas los códices medievales. Yo quiero eso, ya sé que es imposible, pero lo cierto es que lo que más se le acerca es poder dedicar más de una semana a cada escena de los libros de la colección. Interpretar escenografías urbanas, de campo, fantásticas o reales, con miles de detalles. Es un privilegio y al mismo tiempo una trampa que te atrapa, añadir detalles a mis dibujos es un vicio como cualquier otro. Sé cuando empiezo a poner detalles pero no sé cuando parar, incluso llega un momento en que deseo no parar nunca.
    Cuando el trabajo invade el verano y con el verano las vacaciones muchos de los dibujos se convierten en viajes imaginarios y me doy cuenta de que disfruto de la misma manera dibujando la playa que yendo a ella en el mundo real.
    La posibilidad de poder hacer esos álbumes ha sido un reto. Cuando hago una ilustración más sencilla o con un concepto mas sintético, me cuesta. Creo que, aunque a los niños y niñas les gustan estilos de dibujo muy variados, sin duda los detalles les retienen en la página mucho más tiempo y a mi me gusta eso.



    Más y más, eso son los libros de la colección Oro parece. Libros que no entienden de prisas a la hora de recorrer sus cientos de detalles mientras buscamos las soluciones a las adivinanzas propuestas.
    ¡Ah! y nunca olvidéis buscar a la serpiente que, aunque muchas veces hay que buscarla con lupa, está siempre ahí, esperando en cada escena, a vuestra segunda mirada, deseosa de que la encuentren.